Software sin licencia en la empresa

Software sin licencia en la empresa

Actualmente, la informática forma parte del día a día de cada negocio. Muchos procesos están gestionados por software. Conectamos con clientes por e-mail o por un teléfono inteligente, gestionamos las cuentas a través de un banco online y hacemos los trámites con la Administración a través de Internet, con nuestro certificado electrónico.

El software, es un elemento fundamental para que todos los procesos funcionen como deben. A pesar de que no podemos tocarlo, ni golpearlo como a un ordenador o a un móvil, en él radica casi toda la responsabilidad de que los procesos terminen con éxito o no. Y gran parte del software utilizado en muchas empresas necesita la adquisición de una licencia o permiso de utilización de dicho software. Dicha adquisición de licencia se llama coloquialmente “comprar” el programa. Aunque generalmente el software no es de tu propiedad, solo el permiso para su ejecución bajo ciertas condiciones. (Todo eso que dicen los contratos que nadie se lee).

En ocasiones por desconocimiento, y otras veces por no valorar dicho software, tanto particulares como empresas utilizan software a diario cuyo permiso no se ha adquirido, coloquialmente software pirateado. Se suele apelar al ahorro de costes, aunque también depende de la comodidad que nos ofrezca ese software, y de la calidad o utilidad que le asignemos. ¿Qué valor tiene para nosotros un sistema operativo? ¿Y una suite ofimática? ¿Un software para registrar tus procesos? Son tareas realmente simples que damos por hechas pero, ¿la experiencia que tenemos con nuestro sistema hace que realmente la valoremos?

Pero en la empresa, ¿realmente compensa el ahorro del coste de la licencia? Gran parte del software privativo cuando la licencia no ha sido verificada reducen su funcionalidad, o hacen incómoda su utilización. Puede que recibas mensajes molestos al arrancar el sistema, y eso supone buscar información sobre cómo engañar a dicho programa para que funcione como si hubiéramos pagado por su utilización. Lo que al final ha supuesto una pérdida de tiempo en nuestro proceso productivo. ¿Cuánto dinero vale ese tiempo? O, tal vez no se realiza una compra de dicho software porque no funciona como realmente esperamos. Porque aunque lo compremos legalmente no se ajusta a nuestras necesidades y eso le quita valor subjetivo.

Contamos con multitud de opciones en estos tiempos para todo tipo de software, varios tipos de licencia y múltiples formas de ejecución. Utilizar el mejor software en nuestra empresa es esencial para que nuestros procesos funcionen bien y nos sintamos cómodos utilizándolo.

¿Quieres encontrar un software que se ajuste a tus necesidades? En Binarideas te asesoramos y aconsejamos el software que más se ajuste a tus necesidades. Te ofrecemos la posibilidad, dentro de lo posible, de que tú seas el dueño de dichos programas y que seas el dueño de la información que almacenes y generes. También te ofrecemos programas online o en red en el que la información no viaje más de lo necesario y se almacene bajo tu control. Contacta con nosotros.

Foto: Craig McLachlan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *